💜 Coaching: qué es, beneficios, tipos y ámbitos de aplicación

coaching

¿Qué es el coaching y para qué sirve? Recuerdo que antes todos nos hacíamos esta pregunta. Pero esto ha cambiado. En pocos años hemos pasado de no saber qué era esta disciplina, a tener un mercado laboral infestado de coaches. 

Que guay, resulta que ahora todo el mundo es coach en algo: coach deportivo, coach nutricional, coach estratégico, coach financiero (¿en serio? ¿Coach financiero? ¿De verdad?). Seguro que tú también eres coach en algo, aunque todavía no lo sepas. 

Es normal que tengas 350.000 millones de dudas con todo lo relacionado con el coaching. A pesar de que cada vez hay más información, su calidad no deja de bajar. 

Soy Diego L. Rodríguez, experto en coaching oncológico y superviviente de cáncer. Y en este artículo mi objetivo es explicarte qué es realmente el coaching, que tipos de coaching existen y cuando verdaderamente puede ser útil para ti iniciar un proceso de coaching

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Qué es coaching

¿Qué es coaching? ¡Buena pregunta! Creo que depende a quién le preguntes te dará una definición u otra. A mi una de las que más me gustan es la de la Escuela Europea de Coaching

Dice así: el coaching es “el arte de hacer preguntas a otras personas para ayudarlas mediante el aprendizaje, la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos”. 

Otra que tampoco está mal es la de la International Coach Federation (ICF). Este organismo, define el coaching como “una relación profesional continuada que permite la obtención de resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas”. Es decir, ayuda al cliente a aumentar su rendimiento y mejora su calidad de vida. 

Sinceramente, las dos definiciones me suenan “demasiado bonitas para ser ciertas”. Para mi el coaching tiene que ver con estar incomodo. Me explico: 

  1. Hay algo que te incomoda en tu vida. Algo que no te permite estar a gusto y quieres cambiarlo
  2. No tienes ni idea de como hacerlo, te faltan herramientas.
  3. Vas en busca de un profesional (el coach) que te plantea situaciones incomodas para salir de tu zona de confort. 
  4. Con las herramientas que has aprendido, amplias tu zona de confort y le das la vuelta a la situación que te molestaba.

El coaching es una forma de entrenamiento, de desarrollo personal. Un espacio de crecimiento donde aprendes a utilizar herramientas nuevas. Al menos así es como yo lo veo. ¿Mi consejo? Olvídate de las tres definiciones y móntate la tuya propia.

Para qué sirve el coaching

Lávate bien la cara para despejar tu mente antes de leer ente párrafo. El coaching solo sirve para una cosa. Solo cumple una función. El coaching te ayuda a cambiar algún aspecto de tu vida con el que no estás a gusto. Fin. 

Un coach profesional tiene una única misión: impulsarte para que logres resultados extraordinarios. Tus objetivos, tus metas y tus sueños. Eso es lo que tienes que trabajar en un proceso de coaching. 

Por ejemplo, una de las aplicaciones del coaching sería la mejora de la situación laboral o profesional. Sin embargo, un concepto tan ambiguo como la mejora de la situación laboral puede tener diferentes interpretaciones para cada persona. 

Para ti puede significar conseguir un trabajo donde ganes más dinero y en el que trabajes menos horas. Y para mí puede significar conseguir un trabajo más apasionante. Otra persona igual anhela emprender para no tener jefe. ¡Yo que se!

Ese proceso de descubrir qué es lo que quieres es… digamos que… divertido. Porque una cosa es el camino y otra muy distinta es saber qué camino elegir. 

El coaching sirve para ayudarte a descubrir las dos cosas. ¿Ves? Ya vas entendiendo de qué va esto. Y lo mismo pasa en otros ámbitos que no sean el laboral: ¿Cómo mejoro mi rendimiento deportivo? ¿Cómo encuentro una pareja que me haga feliz? ¿Cómo mejoro la relación con mi padre? ¿Qué hago para adelgazar? Todas estas preguntas te ayuda a resolverlas el coaching. 

¡Cuidado! ¡Lo importante no es el coaching, es el coach! Igual que el hábito no hace al monje, saber de coaching no te convierte en coach. El coaching es eficaz si encuentras al coach indicado. El problema es que cada vez hay más. Levantas una piedra y te saltan tres o cuatro a la cara. Elige bien y todo irá sobre ruedas 😊

Beneficios del coaching

Existen libros enteros que hablan de los beneficios del coaching. También hay millones de artículos en internet que repiten la información de estos libros. Tanto los libros como los artículos no están mal. Si quieres puedo recomendarte alguno. Aunque es cierto que al final se repiten un poco entre ellos.

Te confieso que, cuando escribía esta parte del post, no sabía muy bien en qué beneficios enfocarme. Cuando me pasa esto, lo que intento es hacerlo fácil.  

A continuación, te muestro los 10 beneficios que yo he obtenido como cliente durante un proceso de coaching. De hecho, algunos de estos beneficios también me consta que mis clientes los han obtenido. Lo sé porque se lo he preguntado y me lo han confirmado. Ahí van:

  1. Te ayuda a definir tu objetivo: el coaching te ayuda a definir y concretar tus objetivos de una forma concisa y realista. Te permite aclarar ideas, averiguar qué quieres (y que no quieres) De este modo, podrás establecer unas prioridades y marcarte los pasos a seguir para alcanzar tus metas.
  2. Te hace autónomo: ¡el coaching te hace poderoso! Te da alas para que vueles solo. Te ayuda a tomar tus propias decisiones, a tomar responsabilidades y ser autosuficiente.
  3. Elimina creencias limitantes: te desbloquea. Te libera de bloqueos mentales y te conecta con nuevas ideas.
  4. Mejora tus relaciones personales: familiar, afectivo-sexual, social, laboral, empresarial… el coaching te ayuda a mejorar todas tus relaciones interpersonales. Te enseña a conectar mejor con las personas, a entenderlas y expresar mejor tus sentimientos, preocupaciones y deseos.
  5. Te otorga flexibilidad mental y emocional: favorece tu capacidad de adaptación ante cambios de tu entorno. Te ayuda a diferenciar lo que puedes y lo que no puedes controlar. 
  6. Reduce tus niveles de estrés y ansiedad: el coaching es también una excelente herramienta de planificación mental. Te ayuda a organizarte mejor y a elegir objetivos reales y alcanzables.
  7. Aumenta tu motivación: el coaching sirve para descubrir cuáles son tus verdaderas motivaciones. Sirve como “detector” de tus aspiraciones, deseos, intereses, ilusiones, anhelos, pasiones… Y eso eleva tus niveles de motivación, ya que te permite centrarte en lo que realmente te gusta. Canaliza tu energía y la enfoca.
  8. Mejora tu bienestar y la autoestima: da igual el coaching que elijas, todos contribuyen a tu desarrollo personal. Porque el coaching es un proceso de reflexión que potencia tus fortalezas y te hace consciente de tus debilidades. 
  9. Te conecta con la positividad: el proceso de coaching te ayuda a escuchar el mensaje que las emociones traen a tu vida. Cuando eres consciente de cómo te sientes, se hace mucho más fácil estar en armonía con tu entorno. Y en consecuencia, ser más positivo y más feliz a la hora de afrontar dificultades.
  10. Te adentra en el camino del autoconocimiento: nunca sabrás lo que quieres hasta que no te conozcas. Para crecer necesitas saber tu punto de partida. Cuanto más te conoces, más conoces lo que necesitas.  Esto también lo consigue el coaching.

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Tipos de coaching

Como te he dicho antes, cada vez existen más tipos diferentes de coaching. Esta disciplina se puede clasificar de varias maneras atendiendo a diferentes factores. Algunas de sus clasificaciones más habituales son: 

  • En función de los objetivos que persigue el proceso de coaching
  • Dependiendo de las herramientas que se utilizan
  • Teniendo en cuenta el tipo de sesiones (individuales, por parejas, por equipos…)

¡Importante! Una de las cagadas más habituales es confundir el coaching con otras disciplinas. El coaching no es terapia. El coaching tampoco es mentoring y o formación. Obviamente, todas estas disciplinas están relacionadas y tienen puntos en común. Pero el coaching es coaching, y la terapia es terapia. Utilizan metodologías y herramientas diferentes y tienen objetivos distintos. 

No me quiero enrollar mucho porque esto es tema de otro artículo. Pero, por lo menos, quiero que conozcas la principal diferencia entre el coaching y la terapia: el coaching es una disciplina que trata a personas sanas. La terapia está dirigida a pacientes clínicos a los que se ha diagnosticado una enfermedad. Por ejemplo, ansiedad o depresión

Este tipo de patologías no las puede tratar el coaching. Mi consejo es que, si alguna vez te encuentras algún cliente con este tipo de enfermedades mentales, lo derives. Por él y también por ti. Porque no vas a poder ofrecerle un servicio que verdaderamente le ayude. Y eso a la larga, va a jugar en tu contra. Te lo aseguro.

Bueno, que me lías y se me va la pinza hablando de otras cosas… volviendo a los tipos de coaching, a continuación, te presento los más comunes:

Coaching sistémico

Para entender el coaching sistémico, primero deberías comprender que es la psicología sistémica. Yo también me lo anoto, para explicártelo en otro artículo. Este enfoque de desarrollo personal se centra en el conjunto de las partes. En vez de enfocarse en la mejora individual de cada individuo, el coaching sistémico tiene un enfoque integral. Considera que lo que pasa en una parte del sistema afecta a todas las áreas.

Coaching cognitivo

Este tipo de coaching se centra en entrenar las capacidades cognitivas del cliente para que desarrolle habilidades que le permitan afrontar problemas prácticos de manera eficaz. La metodología de esta modalidad de coaching se focaliza en entrenar funciones cognitivas como la memoria, el análisis, la observación consciente y el pensamiento crítico. 

El coaching cognitivo conductual toma sus bases de la psicología conductista. Esta rama de la psicología estudia el comportamiento del paciente en base a un esquema estímulo-respuesta. Por eso, el coaching cognitivo pone énfasis en considerar los procesos mentales que no pueden observarse directamente.

Coaching estratégico

Este tipo de coaching personal está basado en la metodología “learning by doing”. Proporciona un conjunto de herramientas y técnicas para afrontar todo tipo de situaciones y contextos. Su objetivo principal es mejorar las competencias del cliente. De esta forma, podrá comunicarse de forma eficaz y utilizar sus propios recursos para desbloquear situaciones límite. En resumen: se centra en potenciar y maximizar tus talentos para que logres resultados extraordinarios.

PNL coaching

Seguro que de este tipo de coaching sí que has oído hablar. Es bastante común dentro del mundo del coaching, también conocer técnicas de PNL. La Programación Neurolingüística es un conjunto de técnicas enfocadas a producir cambios positivos de comportamiento en el individuo a través de cambios en su lenguaje. Defiende que las palabras son poderosas y crean realidad. Es decir, si cambias la forma de comunicarte, tus resultados también cambiarán. Efecto dominó.

El coaching con PNL utiliza estas técnicas para facilitar la mejora, el desarrollo y el cambio personal. Se suele usar para abordar aquellos problemas de tipo social, de comunicación y autoconfianza. También en el coaching laboral o empresarial para trabajar habilidades como la persuasión, la influencia y el liderazgo.

Coaching e inteligencia emocional

Daniel Goleman es el padre de la inteligencia emocional. El coaching emocional no es otra cosa que una evolución de su propuesta inicial que presentó en 1995. Este tipo de coaching está basado en las emociones. Ayuda al cliente a saber identificarlas, analizarlas y gestionarlas correctamente. Las emociones son información y energía a tu servicio. Son muy poderosas si entiendes el mensaje que cada emoción trae a tu vida. Y esto es lo que enseña el coaching con inteligencia emocional.

Agile coach

Esto no es coaching. Lo he puesto aquí para que tengas un contra ejemplo de lo que no tienes que hacer. Cuando la introducción del artículo me refería a que ahora todo el mundo es coach, me refería justamente a esto. Mira, no pretendo ser estúpido, pero un “agile coach” es un consultor de empresa de toda la vida. Solo que ahora se han modernizado (o al menos lo intentan cambiando el nombre). ¿Sabes? Estoy en todo mi derecho de opinar, porque además de coach oncológico, soy ingeniero industrial y he sido consultor. He ido empresas ofrecer mis servicios como experto en Lean Manufacturing. Por eso te puedo decir que la cultura “agile” es simplemente una forma más moderna de vender consultoría a empresas. Si eres consultor (o coach) en metodología “agile o scrum”, no te lo tomes de forma personal. Está solo mi opinión. Ya sabes lo que dicen: las opiniones son como los culos, todos tenemos uno.

Para quién es útil el coaching

Lo bueno del coaching es que no tiene límites de edad, sexo o cualquier otro tipo de filtro. El coaching es una disciplina universal que puede practicarse con cualquier persona del planeta. Es útil para niños, padres, emprendedores… sea cual sea el cliente, va ha ayudarle a conseguir resultados extraordinarios y a crecer en su desarrollo personal.

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Coaching personalizado

El coaching personalizado o coaching personal es un tipo de coaching que está enfocado a una única persona. Es decir, el coach trabaja con su cliente de forma individual. Algunos de los ejemplos más comunes donde puede ser útil este tipo de coaching son:

  • Coaching para padres: enfocado a mejorar la calidad de la relación con sus hijos.
  • Coaching para emprendedores: donde el foco está puesto en la relación entre el equipo y la gestión de ideas rentables, repetibles y escalables.
  • Coaching para afrontar un cambio importante: aplicable a cualquier persona. Supone un refuerzo en un momento crítico de tu vida donde tienes que afrontar una situación difícil.
  • Coaching para parejas: ideal para mejorar la relación y gestionar los conflictos y las emociones que aparecen y se enquistan.

Coaching para adolescentes

Este tipo particular de coaching es delicado por la edad del cliente. Recuerdo mi adolescencia. La guía de mis padres fue clave para mi desarrollo en muchos aspectos. Pero había cosas que no quería compartir con ellos. Cosas que no quería compartir con nadie. Un coach especializado en adolescentes se ocupa de gestionar los rincones donde los padres no son capaces de llegar.

Coaching para niños

Igual que sucede con los adolescentes, los niños también son muy particulares. El coaching enfocado a este grupo de edad se centra en gestionar las emociones que los niños tienen. Emociones que, dependiendo de si el niño es introvertido o extrovertido, expresará más o menos.

Coaching para grupos o equipos

El coaching por grupos o por equipos consiste en sesiones de entre 3 y 5 personas. En estas sesiones, el coach pon en práctica herramientas grupales para fomentar la cooperación del equipo. Es cierto que, en esta sesiones, tiene una atención menos individualizada que en el coaching personalizado.

En cuáles ámbitos podemos usar el coaching

Esto podría ser una última forma de clasificar los tipos de coaching que existen. En este caso, consiste en clasificarlos en función de el ámbito de aplicación. Te detallo los que para mí son más importantes:

Coaching Escolar

Es el coaching especializado en el ámbito formativo. Su función principal es que el alumno supere sus limitaciones y consiga sus objetivos en el terreno educativo. Para ello, el coach pone en práctica herramientas que permiten desarrollar habilidades relacionadas con el aprendizaje.

El coaching educativo trata de mejorar el rendimiento en vez de asegurar una simple transmisión de información. Busca cambiar una metodología de enseñanza impositiva por otra más reflexiva que permita el crecimiento y el aprendizaje autónomo. 

Es habitual que el coach evite palabras como “obligación” y proponga palabras como “implicación”, “compromiso” o “responsabilidad”. Bajo estas condiciones, el alumno se convierte en una persona más motivada, resolutiva y creativa. Y, obviamente, empieza conseguir resultados extraordinarios.

Coaching Laboral

Sin duda, este es el tipo de coaching más común que existe en el mercado. Es el coaching que tiene como objetivo la mejora de la situación profesional o laboral de una persona. El coach acompaña y apoya a su cliente en todas sus preocupaciones, inquietudes o aspiraciones relacionadas con el trabajo o su vida profesional. ¿Qué tipo de problemas trata el coaching laboral? Ahí van algunas situaciones típicas:

  • Dificultad o incapacidad para acceder al mercado de trabajo
  • Insatisfacción con tu trabajo actual
  • Deseo de mejorar a nivel profesional
  • Necesidad de realizar un cambio de profesión
  • Ganas de emprender por tu cuenta
  • Miedo a cambiar de trabajo

El coaching profesional proporciona herramientas para que el cliente pueda seleccionar qué quiere hacer realmente. Y avanzar hacia sus objetivos de búsqueda de empleo, transición laboral, elección de nueva carrera profesional o emprendimiento. Te permite redescubrir e incorporar nuevas habilidades que te ayudarán en cualquier proyecto que se te presente. Por ejemplo, habilidades de comunicación y negociación, asertividad, automotivación, organización y planificación.

Coaching Deportivo

Otro de los tipos de coaching más solicitados. El deporte está en alza, eso es un hecho innegable. En consecuencia, todos los productos y servicios relacionados con el deporte también están creciendo. Y el coaching deportivo es uno de ellos. Para que nos entendamos: un coach deportivo sería el entrenador personal de toda la vida. Tal y como yo entiendo el coaching, el coaching deportivo estaría rozando el límite.

El coaching es un proceso de desarrollo personal que se centra en las capacidades de la persona. Las capacidades intrínsecas, quiero decir. O sea, que va un poco más allá de cultivar el cuerpo. Está rozando el límite, porque hay una parte de mentalidad en el deporte que sí trabaja el coaching. El problema es que el 99,99 % de los coaches deportivos, se olvidan de esta parte. Y solo cultivan el cuerpo del deportista. Más adelante vamos a hablar del coaching nutricional, que también está en la cuerda floja…

A pesar de todo, el coaching deportivo es una excelente manera de conseguir logros en el deporte. Y estos triunfos son a su vez fuente de inspiración para lograr otros objetivos personales. Así que, el coaching deportivo aplicado de la forma correcta, sí que es coaching.

Coaching Espiritual

El coaching espiritual es parecido al coaching de vida o al coaching personal. Es un tipo de coaching que se ocupa de orientarte hacia la búsqueda del motivo de tu existencia. Tu “leit motiv”. Aquello que supuestamente has venido hacer a este mundo. Tu misión. El sentido de tu existencia. Es un tipo de coaching muy introspectivo, donde el coach profundiza en las entrañas de su cliente. Es bastante particular, la verdad.

Coaching Financiero

Madre mía… el coaching financiero me suena igual que la ingeniería financiera. Por si no lo sabes, hacer “ingeniería financiera” significa cuadrar los presupuestos de unas formas… digamos… poco correctas. Así que, más que coaching financiero, vamos a hablar de coaching empresarial, que por lo menos suena un poco mejor.

El coaching empresarial es un tipo de coaching que se centra en alcanzar objetivos en el equipo humano. Este equipo puede ser el de una empresa o una organización. Algunos de estos objetivos son:

  • Eficiencia individual
  • Motivación del equipo
  • Compromiso con la organización
  • Satisfacción en la empresa
  • Bienestar emocional del grupo

Life coach/crecimiento personal

El coaching de vida consiste en ayudar a una persona a desarrollar la mejor versión de sí misma. Es una variante del coach personal. Adopta una visión holística del ser humano que tiene en consideración el cuerpo, la mente, las emociones y su energía. 

Esta modalidad de coaching se basa en la idea de que la evolución de las personas solo es posible cuando asumen ser responsables de su vida. Es decir, la responsabilidad de sus acciones, emociones, pensamientos y palabras. Todos estos elementos son los que afectan al tipo de relaciones que desarrollas con las personas de tu entorno.

Coaching Creativo

El coaching creativo es aquel que tiene como objetivo ayudar al coachee a desarrollar sus capacidades creativas. Es un tipo de coaching enfocado a artistas o profesionales como: redactores, diseñadores, cineastas, publicistas o fotógrafos. Este tipo de entrenamiento consiste en lograr que el cliente adquiera habilidades para acabar con su bloqueo creativo. El problema más típico asociado a este bloqueo es el síndrome del impostor. Si quieres te cuento de qué va en otro artículo.

Coaching Nutricional

Este es otro de los tipos de coaching que, como te he comentado antes, para mí está “en el alambre”. Por eso, antes que nada, quiero advertirte que un coach nutricional no sustituye a un nutricionista. A pesar de ello, el mercado laboral está infestado de nutricionistas que se llaman así mismos coaches nutricionales. Esto es lo que genera la confusión. Un coach no tiene por qué tener conocimientos sobre nutrición y dietética.

La ayuda de un coach nutricional puede ser el complemento perfecto al seguimiento de un nutricionista. Pero nunca un sustituto. El nutricionista es el especialista que necesitas para saber qué comer y cómo comer. Y el coach nutricional es el especialista adecuado para desarrollar los hábitos y conductas indicados por el nutricionista. La suma de los dos profesionales será lo que te lleve a lograr tus objetivos alimenticios.

Coaching Oncológico

El coaching oncológico es una disciplina dentro del coaching que se ocupa del acompañamiento a pacientes y familiares con cáncer. Tengo que decir que no es un tipo de coaching que esté muy extendido. También es cierto que es uno de los tipos de coaching que más herramientas comparte con la terapia.

El coaching oncológico se centra en diferentes objetivos:

  • Ayudar al paciente a gestionar la enfermedad
  • Ayudar al paciente a marcarse retos durante el tratamiento
  • Gestionar con los familiares cercanos al paciente como afrontar la enfermedad
  • Construir un contexto emocional adecuado alrededor del paciente para favorecer su curación
  • Reconstruir la vida del paciente y su familia afrontando la nueva situación
  • Ayudar al paciente a aprender a convivir con la enfermedad
  • Ayudar a aceptar la pérdida en caso de fallecimiento

¡Suficiente por hoy! Espero que ahora entiendas mejor de qué va esto del coaching. Y sobre todo, que sepas diferenciar lo que es coaching y lo que no. 

Es muy importante que tengas claro que el coaching no es la receta milagrosa para la felicidad. 

No es un método rápido para conseguir tus sueños o hacer realidad tus deseos. 

Tampoco es una técnica secreta para hacerte rico sin trabajar. Ni la herramienta definitiva para alcanzar el éxito en tu vida. 

El coaching es… ya deberías tener tu propia definición, ¿no? ☺

Un abrazo de los que mola mazo… ¡y Feliz Navidad!

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Organiza tu Evento

Tranquilo/a, tus datos NO se compartirán con terceros.