¿Qué es y qué propone el modelo del observador OSAR?

¡Atención! ¡Hackeo su mente en una sesión de coaching y se queda en blanco! Seguro que si eres coach habrás tenido algún coachee muy cabezota. Una de estas personas que, aunque tú quieras ayudarle a cambiar el enfoque de su problema, se niega a hacerlo. Si te sirve de consuelo, a mí me pasa bastante a menudo… Parece que solo vienen a trabajar conmigo procesos de coaching las personas más cabezotas del planeta.

 

Soy Diego L. Rodríguez, experto en coaching oncológico y superviviente de cáncer. Y en este artículo vas a entender todo sobre el modelo del observador OSAR. Qué es, de dónde viene, para qué sirve, cuáles son sus partes, cómo puedes utilizarlo en tus sesiones de coaching… Y por si te sabe a poco, también te voy a revelar una herramienta. La mejor herramienta que conozco para lograr aprendizajes de segundo orden con el modelo OSAR.

PASO 1: 

Suscríbete a mi canal.

PASO 2: 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras…

¡Pero un vídeo vale más que 1000 imágenes! 

Aquí tienes el artículo en formato vídeo, para hacerte la vida un poquito más fácil 😊

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

La teoría del modelo del observador OSAR

La teoría del observador es la aplicación práctica del coaching ontológico. Y el modelo OSAR es la representación de la aplicación de la teoría del observador. Fin. No te hace falta saber más conceptos teóricos. 

 

Podría entrar en más detalles técnicos sobre el coaching ontológico, las corrientes psicológicas, las influencias de la filosofía del siglo XIX y XX… podría contarte cosas de Rafael Echeverría y su libro la ontología del lenguaje… pero no lo voy a hacer. Este es un artículo sobre el modelo del observador OSAR como herramienta de coaching. Si prefieres artículos más teóricos te has equivocado de blog. ¡Aquí vamos a la chicha! A lo práctico y útil. 

 

El modelo OSAR contempla dos niveles de aprendizaje

  • Aprendizaje de primer orden
  • Aprendizaje de segundo orden

 

Existe un tercer nivel de aprendizaje que no está contemplado oficialmente dentro del modelo OSAR. A pesar de no ser oficial te interesa conocerlo. Este nivel de aprendizaje te será de gran utilidad en procesos de coaching con circunstancias especiales. Mas adelante te explico de qué va esto. 😊

 

Cambios en la acción

La forma de leer el modelo OSAR es de derecha a izquierda. Comenzando por el final: los resultados. Si al evaluar nuestro resultado no estamos conformes, lo primero que debemos hacer es entenderlo. Y para eso tenemos que actuar sobre las acciones que nos han llevado a conseguir ese resultado. A esto se le llama aprendizaje de primer orden

 

Para entender este concepto, piensa en lo siguiente: “si actúas sobre las causas podrás controlar las consecuencias”. En el modelo OSAR, las acciones equivalen a los efectos y los resultados son las consecuencias de tus acciones. 

Cambios en el observador

Puede pasar que, al evaluar tus resultados, en realidad sí estés de acuerdo con la forma en la que actuaste. Es decir, si vivieras una situación similar, volverías a actuar de la misma forma. Si en un proceso de coaching te encuentras en una situación así, necesitas generar un aprendizaje de segundo orden. 

 

El aprendizaje de segundo orden consiste básicamente en ir un paso más hacia atrás en el modelo OSAR. En lugar de evaluar las acciones, centrarse en el punto de vista: el observador, el lugar desde donde se está mirando el problema. El planteamiento es el siguiente: “si no ves ningún fallo en tu plan, quizá sea porque el plan es el fallo”. 

 

Una herramienta muy interesante para lograr cambiar el modelo del observador es la escalera de inferencias. Esta herramienta te ayudará en tus sesiones de coaching a desmontar las creencias del cliente. Y eso lo acercará a lograr el aprendizaje de segundo orden que necesitas. Porque si no cambia el observador, no cambiará sus acciones. Y sin cambiar sus acciones es imposible que logre unos resultados diferentes. 

Cambios el entorno

Este es el aprendizaje de tercer orden dentro del modelo OSAR al que me refería antes. Es cierto que esto ocurre en ocasiones contadas. Pero, hazme caso, acaba ocurriendo más de lo que te imaginas. 

 

A veces, te sucederá que estarás de acuerdo con el punto de vista de tu cliente. Tanto acciones como el modelo del observador serán, a tu juicio, correctas. Cuando te suceda esto estás en un callejón sin salida. Solo te queda una opción: transformar el entorno donde se desarrolla el problema. Es decir, actuar sobre el contexto, sobre las circunstancias que enmarcan la situación. 

 

Si ayudas a tu coachee a cambiar el contexto de la situación, seguramente cambiará también su punto de vista. Piensa que, si cambian las circunstancias, la tendencia natural es a cambiar el observador para adaptarse al nuevo entorno. Aquí la biología del ser humano juega un papel fundamental y nos echa un cable.

 

Modificando el punto de vista, cambiará el modelo de observador. Cambiará su estilo de conducta. Y a partir de ahí ya podrás centrarte en lograr un aprendizaje de segundo orden. Recuerda que lo difícil es cambiar el punto de vista. En cuanto logres esto, podrás modificar sus acciones y sus resultados serán distintos.

Ejemplo modelo del observador sesión de coaching

Ahora que ya entiendes el modelo OSAR, te puedo revelar mi truco para hackear la mente de tus coachees. Seguro que cuando te lo explique piensas que es una chorrada. Pero te aseguro que vas a dejar a tus coachees sin palabras. ¡Importante! Es muy importante que todo el ejercicio lo realices en completo silencio. Solo así conseguirás el efecto que quieres en tus clientes. Consiste en lo siguiente: 

 

  1. Pon a todos los participantes en círculo y pídeles que cierren los ojos. 
  2. Elije a uno de los participantes y cuélgale dos carteles: por delante una frase positiva y por detrás una frase negativa. Es importante que las dos frases estén relacionadas. Por ejemplo: soy una persona alegre (por delante) y me molesta la gente impuntual (por detrás).
  3. Coloca a esa persona en el medio del círculo
  4. Pide que todos abran los ojos
  5. Cuando dejen de reírse y todos hayan leído el cartel que tienen a la vida pregunta: ¿si no conocieras a esta persona, ¿qué pensarías de ella? 

 

Esto es lo va a suceder: 

  • Las personas que están viendo el cartel positivo, tendrán la creencia de que esta persona es alegre. Por eso, buscarán una justificación que confirme su creencia.
  • Las personas que están viendo el cartel negativo harán lo mismo, pero con la creencia negativa. 

 

Cuando todos hayan contestado a la pregunta, pídeles que se muevan de posición. Ahora vuelve a hacer la misma pregunta. Este es el momento donde se quedan sin palabras. La reflexión es la siguiente:  etiquetamos demasiado rápido a las personas sin ni siquiera llegar a conocerlas antes. Y esas etiquetas hacen que nosotros mismos limitemos la relación con esa persona.

Reflexión final

El modelo del observador OSAR es una muy buena herramienta de coaching para obtener mejores resultados. Para trabajar con ella recuerda que tienes tres niveles de aprendizaje: 

  • Aprendizaje de primer orden: centrado en modificar las acciones.
  • Aprendizaje de segundo orden: centrado en modificar el punto de vista del observador.
  • Extra: aprendizaje de tercer orden: centro de modificar el entorno y el contexto del problema.

Hoy estoy contento. Creo que has aprendido algo valioso. ¡Eso sí! Ahora depende de ti que lo que has aprendido valga de algo. Dale caña y empieza cuanto antes a aplicar esto en tus sesiones de coaching 😊

Un abrazo de los que molan mazo y… ¡Feliz Navidad!

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Organiza tu Evento

Tranquilo/a, tus datos NO se compartirán con terceros.