Reformulación en Coaching. Truco para una Comunicación 100% Efectiva

¿Cuántas veces has acabado dándole la razón a la otra persona sin legar a entender realmente lo que estaba diciendo? Esto de no comprender bien las intenciones de tu interlocutor pasa con más frecuencia de la que crees. Estos líos mentales luego generan malentendidos y disputas. Problemas que muchas veces hubieran sido evitados utilizando la reformulación.

Como le dijo el tío Ben a Peter Parker: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Usar bien la reformulación en coaching supone una gran ventaja, pero solo si la utilizas bien. Soy Diego L. Rodríguez, experto en coaching oncológico y superviviente de cáncer. Y hoy vas a descubrir el truco que (casi) siempre funciona. Una herramienta de coaching para entender los puntos de vida y la comunicación no verbal. En resumen, para comprender con exactitud las intenciones que tiene la persona con las que estás hablando.

PASO 1: 

Suscríbete a mi canal.

PASO 2: 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras…

¡Pero un vídeo vale más que 1000 imágenes! 

Aquí tienes el artículo en formato vídeo, para hacerte la vida un poquito más fácil 😊

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

¿Qué es la reformulación en Coaching?

La reformulación es una herramienta de coaching que sirve para corroborar que entiendes lo que tu coachee te quiere transmitir. Consiste en repetir lo que la otra persona acaba de expresar de la misma forma que lo ha hecho ella. No puedes añadir nada tuyo, solo puedes repetir lo que acabas de escuchar con tus palabras. 

Para que puedas hacerte una imagen mental, imagínate que le estás hablando a un espejo. (En este ejemplo tu eres el espejo). El espejo repite exactamente lo mismo que dice la persona que está reflejada en él. Eso es la reformulación. Y la forma de verificar que efectivamente ha funcionado es que el coachee valide lo que tú estás repitiendo.

Para comunicarnos utilizamos tres niveles: verbal, emocional y corporal. El lenguaje verbal es lo que te está diciendo la otra persona. El emocional es el cómo te lo está diciendo, desde que emoción está hablando, qué intensidad está utilizando… Y el corporal es qué postura está utilizando para contártelo. Si sumas el lenguaje emocional y corporal, obtienes la comunicación no verbal (que seguro que te suena).

¡Importante! La reformulación no se puede utilizar si antes no has hecho una escucha correcta, una escucha activa. Quiero insistir en esto: es muy fácil poner algo “de tu bolsillo” y eso es una gran cagada. Luego voy a hablarte de los beneficios de la reformulación. Pero recuerda que si no utilizas bien esta herramienta en tus sesiones de coaching será contraproducente. De lo contrario necesitarás la escalera de inferencias para deshacer las creencias limitantes que te montarás en la cabeza.

Historia del concepto de reformulación (coaching sistémico)

La herramienta de la reformulación en coaching tiene miga. Resulta que nace a partir de una disciplina de coaching concreta: el coaching sistémico. Y luego se hace extensible al resto de tipos de coaching. Incluso a otras disciplinas que trabajan la inteligencia emocional, la comunicación verbal y no verbal y el desarrollo personal. 

No quiero profundizar mucho en el coaching sistémico porque este tipo de coaching merece un articulo propio. Un articulo que ya escribiré más adelante si te apetece (y me apetece). De momento, aquí van algunas pinceladas: 

  • Las personas son el sistema y el sistema son las personas. No existen elementos aislados. Las personas están condicionadas por el entorno donde viven y al mismo tiempo ellas condicionan el entorno. 
  • El sistema es lo importante. El protagonismo individual cede el paso a la fuerza del grupo. Ante un problema, la mejor solución es la que beneficie el sistema. 
  • Si la cagas, eso nos afecta a todos. Como el sistema funciona en bloque, las consecuencias de una acción afectan al resto de miembros.
  • Como individuo, perteneces a muchos sistemas. Las personas forman parte de muchos sistemas diferentes. El mundo funciona por una “red de sistemas” relacionados entre sí por las personas que los forman. 

La reformulación

Ahora que ya sabes las nociones básicas del coaching sistémico puedo profundizar en la reformulación. A continuación, te explico: 

  • Tipos de reformulación en coaching
  • Beneficios de la reformulación neutra en coaching
  • Mis mejores ejemplos para usar la reformulación

Redefinición positiva

Existen tres tipos de reformulación. El concepto de reformulación no cambia, pero se puede utilizar de tres formas distintas: reformulación positiva, negativa y neutra. Concretamente, la formulación positiva consiste en transformar lo negativo en positivo. Pero ¡ojo! ¡Sin cambiar su significado! Recuerda que si lo haces eso no es reformulación. En ese caso, estarías añadiendo algo tuyo. Y eso no funciona como ya te he explicado. 

La reformulación positiva consiste en abordar el problema desde otro punto de vista que sea más favorable. Es decir, convertir un punto débil en una ventaja o un defecto en una virtud. Por ejemplo, al acabar la universidad, cuando apenas tienes experiencia. Esto sería una reformulación positiva: «me encantaría poner en práctica la gran variedad de conocimientos que he adquirido en la universidad. Ya que ahora los tengo muy recientes”. 

Ten cuidado cuando uses la reformulación positiva o negativa. Son buenas herramientas de coaching para cambiar dinámicas de tus coachees. Pero para lograr una comunicación verbal efectiva es mejor que utilices la reformulación neutra. Además, debes hacerlo utilizando el estilo de conducta asertivo (como te explico en este artículo).

Los beneficios de la reformulación

Si utilizas correctamente la reformulación neutra vas a conseguir dos cosas: 

 

  • Verificar que lo que tú has entendido es exactamente lo que quería decir la otra persona, que no hay errores.
  • Memorizar el contenido del mensaje con mayor facilidad (como demuestra la pirámide del aprendizaje).

SI no conoces la pirámide de aprendizaje de Edgar Dale ya estás tardando en buscarla en Google.  Te interesa porque a lo mejor no estás aplicándola correctamente. Y hacerlo es determinante, porque implica la forma en la que aprendes en tu día a día. 

 

Edgar Dale explica que tu interlocutor te expone el 100% de la información De ese 100%, tú solo retienes el 30 % de lo que escuchas. Pero, en cambio, eres capaz de retener más del 70% lo que repites. Esto ocurre porque se activa el sistema 2 de tu cerebro (Daniel Kaneman, Pensar rápido pensar despacio).

Como ves, utilizar la reformulación en tus sesiones de coaching es muy recomendable. Al hacerlo, lograrás verificar la información y memorizarla de forma casi inmediata.

Ejemplos de reformulaciones

Ahí van mis mejores ejemplos de frases típicas que te ayudan a utilizar la reformulación en coaching: 

  • Déjame comprobar que te estoy entendiendo…
  • Juan, lo que has querido decirme es que…
  • Entonces si haces eso las consecuencias que crees que vas a tener son… 
  • … ¿es correcto?



Espero que te haya flipado esta la reformulación en coaching y que a partir de ahora a utilices en tu día a día. Y, por supuesto… ¡que la utilices en tus procesos de coaching para entender a tus coachees! En el próximo artículo voy a desvelarte la mejor herramienta de coaching para generar química y empatía con cualquier persona. Así que si no te lo quieres perder ya sabes lo que tiene que hacer…

Un abrazo de los que molan mazo… ¡y Feliz Navidad!  😊

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Organiza tu Evento

Tranquilo/a, tus datos NO se compartirán con terceros.