#TodoCoaching

Secuelas del tratamiento contra el cáncer: cómo reducir sus efectos

¡Me duele hasta el alma! Si has vivido un cáncer seguro que te acuerdas de los efectos secundarios. De hecho, es posible que todavía tengas secuelas del tratamiento. Por si te sirve de consuelo, todos los sobrevivientes de cáncer estamos igual. Existe un efecto tardío en las personas que reciben un tratamiento contra el cáncer. Tanto en quimioterapia como radioterapia. 

Soy Diego L. Rodríguez, psicoterapeuta especializado en oncología y superviviente de cáncer. Hoy vas a descubrir los principales efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer. ¿Qué tratamientos oncológicos producen más efectos secundarios? Voy a ponerte ejemplos personales de los efectos secundarios que yo sufrí. Y al final  te revelaré qué puedes hacer para reducirlos. 😉

PASO 1: 

Suscríbete a mi canal.

PASO 2: 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras…

¡Pero un vídeo vale más que 1000 imágenes! 

Aquí tienes el artículo en formato vídeo, para hacerte la vida un poquito más fácil 😊

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Principales efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer

Cada paciente de cáncer es único. Igual que cada tratamiento. Porque, aunque existan protocolos de actuación en función del tipo de cáncer, el médico siempre adapta el protocolo al paciente. Por eso el tratamiento también es único. Así que, si el tiempo de cáncer es único y el tratamiento es personalizado, ¿crees que existen efectos secundarios comunes a todos los pacientes? La respuesta es no. 

Estos son los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer más comunes. Pero ¡ojo!, no significa que todos los pacientes de cáncer sufran los mismos efectos secundarios. Seguramente tendrás algunos de los que aparecen en esta lista y seguramente muchos otros que no aparecen: 

Efectos secundarios de mi tratamiento contra el cáncer

Como te decía antes, no todos los pacientes de cáncer sufrimos los mismos efectos secundarios. Yo, por ejemplo, no tuve en ningún momento náuseas o vómitos. En cambio, tuve ataques de dolor en las articulaciones con bastante frecuencia. Recuerdo uno en concreto donde, cada vez que respiraba sentía pinchazos por todo el cuerpo. Esa noche no dormí nada. Al día siguiente mi cara daba miedo. 😊 

Otros de los efectos secundarios que más fuerte me pegó fue la fatiga. A veces me costaba horrores mantener una actitud alegre y positiva. Yo creo que la mente manda sobre el cuerpo. Pero si recuerdo aquellos momentos me surgen dudas. Porque, al tener los niveles de hemoglobina tan bajitos, no tenía energía para nada. Mi cabeza decía sí, pero mi cuerpo no funcionaba. Iba del sofá a la cama y de la cama al sofá en bucle. 

Además de dolores y fatiga tuve también otros efectos secundarios. Sobre todo, recuerdo los cambios físicos, los problemas en la boca o las roturas de fibras musculares. Un día, estando tumbado en la cama del hospital noté un tirón. Y sin venir a cuento me pasé 2 meses con muletas porque no podía estirar la pierna. 

Efectos secundarios a largo plazo

Hasta ahora hemos hablado de los efectos secundarios durante el tratamiento contra el cáncer. Pero siento decirte que esto no acaba aquí. Los pacientes con cáncer sufren secuelas del tratamiento hasta varios años después de haberlo finalizado. 

Las secuelas del tratamiento contra el cáncer varían en función del paciente y el tipo de cáncer. Voy a compartir contigo los más comunes para que tengas una idea de las posibles secuelas. Pero recuerda que este tipo de secuelas con efecto tardío no aparecen en todos los pacientes:

  • Problemas derivados de la cirugía. Dependiendo del tipo de operación.
  • Problemas cardiacos. Insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad de las arterias coronarias, arritmia…
  • Hipertensión. Presión arterial alta.
  • Problemas pulmonares. Derivados de la quimioterapia o la radiación.
  • Problemas en el sistema endocrino. Consecuencia de los cambios hormonales del tratamiento.
  • Menopausia precoz. Solo en las mujeres.
  • Problemas en los huesos, las articulaciones y músculos. Dolores internos y debilidad.

Precisamente, este último síntoma fue el que más fuerte sufrí yo. Al empezar a hacer ejercicio después de dejar la quimioterapia me rompí el ligamento cruzado de la rodilla derecha. La verdad es que nunca llegué a descubrir si estuvo o no relacionado con el tratamiento contra el cáncer. Pero todo apunta a que sí. Porque recibí bastantes ciclos de quimioterapia.  

¿Qué tratamientos oncológicos producen más efectos secundarios?

Esta pregunta tiene trampa. No existe una respuesta correcta. Los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer dependen de la dosis suministrada. No es lo mismo recibir 2 ciclos de quimioterapia que 10. Y lo mismo pasa con la radioterapia y el resto de los tratamientos.

Otro de los factores a tener en cuenta es el tiempo de descanso entre ciclos. Las personas que reciben tratamientos contra el cáncer al principio piensan que los efectos secundarios serán leves. Esto es así porque inicialmente tienen pocas secuelas. Pero recuerda que los efectos de la quimioterapia o la radioterapia son acumulativos. Poco a poco, el cuerpo se desgasta y tolera peor el tratamiento oncológico.

Finalmente, es importante también pensar en la edad del paciente con cáncer. Cuanto más mayor sea, más secuelas del tratamiento contra el cáncer aparecerán.  

¿Qué puedes hacer para prevenir los efectos de un tratamiento oncológico?

Te he dicho que íbamos a hablar de cómo reducir las secuelas del tratamiento contra el cáncer. Voy a darte algunas pautas generales. Pero siento decirte que si bebes alcohol luego vas a tener resaca. Por mucho que no te guste, vas a tenerla igual. Y lo mismo sucede con la quimioterapia, la radiación o cualquier tratamiento. Los efectos secundarios son inherentes al propio tratamiento contra el cáncer.

  • Mantén tu mente distraída. Cuanto más te centres en los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer, más se acentuarán. No te pido que pases de ellos porque es imposible olvidar que están ahí. Pero intenta no darles mucho bombo.
  • Cuídate nutrición. Sobre todo, con la quimioterapia. Cuanto mejor te alimentes, mejor la va a tolerar tu cuerpo.
  • Medita. Si relajas tu mente, tu cuerpo también se relajará. Y las secuelas del tratamiento contra el cáncer las percibirás como más leves.
  • Realiza estiramientos y muévete. Esto te ayudará a mejorar la movilidad de tus articulaciones y reducirá los dolores musculares.
  • Bebe mucha agua. Está relacionado con la alimentación. El objetivo de beber mucha agua es desintoxicar el cuerpo de todos los compuestos de la quimioterapia.

 

¡Se acabó! Espero que ahora conozcas un poco más las secuelas del tratamiento contra el cáncer. Y que pongas en práctica las técnicas que te he enseñado para reducir sus efectos. 

Un abrazo de los que molan mazo y… ¡Feliz Navidad!

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Organiza tu Evento

Tranquilo/a, tus datos NO se compartirán con terceros.