La vida después de la leucemia

Hay un antes y un después en la vida de las personas con cáncer. El cáncer te cambia la vida y se la cambia también a las personas de tu entorno más cercano. Después del cáncer necesitas ayuda para recuperar tu estilo de vida. Al menos yo la necesité. Por eso existen grupos de apoyo y planes de atención y seguimiento para supervivientes de cáncer. 

Soy Diego L. Rodríguez, experto en coaching oncológico y superviviente de cáncer. Hoy quiero hablarte de mi experiencia personal. De cómo es mi vida después de la leucemia. Descubre cómo manejar emociones y preocupación, a recuperar tu salud sexual, a gestionar el miedo a que reaparezca el cáncer. Voy a contarte todo lo que se me vaya ocurriendo que sienta que puede serte de ayuda. ¡Vamos al lío! 😉

PASO 1: 

Suscríbete a mi canal.

PASO 2: 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras…

¡Pero un vídeo vale más que 1000 imágenes! 

Aquí tienes el artículo en formato vídeo, para hacerte la vida un poquito más fácil 😊

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Vida después del diagnóstico de leucemia

Antes de empezar quiero puntualizar algo: voy a hablar de cómo es mi vida después de la leucemia porque es el cáncer que yo superé. Pero muchas de las cosas que vas a encontrar en este artículo, son comunes al resto de tipos de cáncer. Si eres paciente de cáncer y quieres saber cómo puede llegar a ser tu vida después de superarlo sigue leyendo. 

Mi vida después de la leucemia comenzó antes de acabar el tratamiento contra el cáncer. ¿Para qué esperar más? Ya había pasado lo peor. Había acabado los ciclos de consolidación y me sentía con fuerzas para empezar a normalizar mi vida. Es cierto que mi imagen corporal seguía siendo un poquito lamentable. Todo el mundo me miraba por la calle. Pero yo estaba decidido a recuperar mi estilo de vida. Así que me apunté al gimnasio. 

El primer día que salí a la calle solo me caí. Las piezas no sostenían mi peso de lo débil que estaba. Piensa que todavía seguía en tratamiento contra el cáncer, con dosis diarias de quimioterapia. Ahora, echando la vista atrás, quizá empecé demasiado pronto a luchar por recuperar mi estilo de vida. Pero también creo que esas ganas de vivir fueron las que me devolvieron la salud. ¡Las gallinas que entran por las que salen!

Como te decía, al principio fue todo bastante raro. Me costaba mantener la autoestima alta. Tenía que hacer el doble de esfuerzo que los demás en todo. Solo un superviviente de cáncer sabe de lo que hablo. En los días más oscuros, cuando el sol no brilla apenas, somos capaces de dar lo mejor de nosotros. Eso es lo que hice yo, y también sé que es lo que tú hiciste (o vas a hacer). 😉

 

Manejar las emociones y afrontar las preocupaciones

¿Superviviente o sobreviviente? Cada paciente con cáncer lo dice a su manera. Igual que para cada paciente con cáncer significa una cosa diferente. Para algunas personas, el cáncer es sinónimo de debilidad. Para otras de orgullo. 

Como superviviente de leucemia, yo experimenté varias fases. Todas ellas llenas de emociones fuertes: 

  • Alegría en cada pequeña victoria donde el cáncer estaba un poco más lejos. 
  • Ira que pagaba con mis padres cuando tenía un mal día.
  • Miedo a que el tratamiento contra la leucemia no fuera efectivo. 
  • Culpa por pensar que había hecho algo mal y por eso tenía cáncer. 

Sobre todo, recuerdo la culpa como un freno emocional que impedía mi recuperación. Sentía impotencia por no poder controlar lo que mi cuerpo hacía. Estaba todo bien y un análisis de sangre después nada estaba bien. Era muy desconcertante. No podía dejar de preguntarme si en el fondo era culpa mía. 

La gestión emocional de los sentimientos que aparecen durante el tratamiento contra el cáncer es fundamental. Por esto tengo varios artículos en el blog donde te enseño a gestionarlos. Te recomiendo que les echen un vistazo. Ahí van: 

Obtener apoyo emocional

Precisamente esto es a lo que me refería. Gestionar las emociones durante el tratamiento contra el cáncer es tan importante, que necesitas un grupo de apoyo. Mi consejo es que contactes con asociaciones y profesionales que te ayuden a crear un plan de atención personalizado.

Principalmente existen dos perfiles que pueden resultar útiles:

  • Terapeuta oncológico
  • Coach oncológico

Hay pacientes con cáncer que prefieren terapia individual. Yo particularmente, creo que es más productiva la terapia en grupo. De hecho, es así como yo realizo los procesos de coaching y las terapias oncológicas. ¡Por cierto! Si no conoces lo que es el coaching oncológico, puedes leer este artículo donde lo explico.

Las relaciones y la salud sexual

Este es un tema bastante delicado. ¿Para ti el sexo es importante? En mi caso, creo que es una parte esencial de la relación. Para mí el sexo es muy importante. Y durante el tratamiento contra la leucemia, seguía pensando lo mismo.

¿Te acuerdas del artículo donde te explico cómo hablar con un paciente con cáncer? Pues con el sexo pasa algo parecido. Los pacientes con cáncer son personas que lo que quieren es normalizar su situación. Por supuesto que tendrás momentos en los que no les apetecerá tener sexo. Igual que te pasa a ti a veces. Pero también habrá ocasiones en las que necesiten un poco de acción. Ya me entiendes…

El sexo no es malo. Ni hace daño. Durante mi leucemia, recuerdo que tuve sexo varias veces. Y estuvo igual de bien que antes de tener cáncer. Lo único que debes tener en cuenta es la opinión de tu pareja.

Piensa que físicamente una persona que tiene cáncer está muy deteriorada. Por eso es importante que tu pareja siga deseándote. Para que ambos disfrutéis de esos momentos tan íntimos y divertidos.

¿Puedo reducir el riesgo de que la leucemia regrese?

Pues no. El riesgo de que la leucemia reaparezca siempre estará ahí. Y cuando lo aceptes mejor. Yo llevo 10 años en revisión completa y a veces todavía me rayo con esto. Lo que te voy a contar ahora puede que suene un poco surrealista.

¿Sabes lo que hago cuando pienso en que la leucemia puede regresar? Me esfuerzo por disfrutar todavía más en ese momento de lo que esté haciendo. Si piensas que todo se va acabar, si piensas que todo se puede torcer… creo que estarás de acuerdo conmigo en que lo mejor es “salir por la puerta grande”.

Así que, en lugar de centrarte en el miedo de que te parezca la luce mía, vive con más intensidad. Utiliza esa energía para disfrutar como nunca de la vida. Para que tu vida después de la leucemia sea todavía mejor de lo que ya lo es. 

Por si acaso no te quedas tranquilo, en este artículo te explico 14 síntomas para detectar la leucemia

Cómo cuidarte después del cáncer

Mi vida después de la leucemia es muy diferente a como era antes. Nada ha cambiado y sin embargo todo es distinto. Desde fuera puede parecer que hago las mismas cosas. Pero la diferencia es que ahora yo decido hacerlas y antes solo me dejaba llevar.

Ahora soy plenamente consciente de cómo quiero vivir mi vida. Por eso mi vida después de la leucemia es exactamente como yo quiero que sea.

Mi consejo es que no seas paranoico. Vive tu vida como quieras y olvídate de hacer nada especial para cuidarte. Si el cáncer tiene que volver, volverá hagas lo que hagas. Así que no hace falta que te hagas análisis de sangre todos los meses. Olvídate de planes de atención y seguimiento. Practica actividad física, come bien y ríete mucho. Y con eso, hazme caso que es suficiente. 😊

 

¡Fin! Espero que te haya gustado este artículo sobre cómo es mi vida después de la leucemia. Espero que mi experiencia te sirva para ilusionarte. Para saber que después del tratamiento contra el cáncer te esperan cosas apasionantes. Que están esperando a que te lances a por ellas. En el próximo artículo vamos a profundizar en qué pasa si la leucemia vuelve. ¡Nos vemos pronto!

Un abrazo de los que molan mazo y… ¡Feliz Navidad!

Primera sesión de coaching online gratis

Reserva ahora mismo tu cita para conocernos y descubre cómo el coaching online puede ayudarte.

Organiza tu Evento

Tranquilo/a, tus datos NO se compartirán con terceros.